¿Qué necesitas para crear una tienda online? Crear una tienda online puede ser sencillo si desde el primer momento tienes en cuenta los siguientes pasos.

Crear una tienda online es la mejor decisión que podemos tomar para comenzar a vender nuestros productos en Internet. Tanto si es tu primera aventura en el eCommerce o porque ya como veterano quieres ampliar tus opciones de negocio y llegar a más clientes, vender por Internet proporciona acceder fácilmente a nuestro público objetivo de manera más amplia.

Sin embargo, la sencillez de un clic para habilitar una tienda se complica muchas veces por la amplitud de todo el entramado que conlleva la gestión de una tienda online y que, por inexperiencia o prisas, pasamos por alto. Publicar una foto de nuestro producto junto a un carrito de la compra no implica ventas inmediatas. Una venta arrastra muchas más tareas previas detrás que no se ven. Por eso, en este artículo vamos a acercarnos a los aspectos más básicos para crear una tienda online con éxito.

PASO 1: CREA UNA IMAGEN CORPORATIVA

¿Tenemos ya nuestro logo diseñado? ¿Disponemos de un eslogan y hemos elegido nuestra tipografía,,colores, conjunto de iconos…?¿Qué dominio elijo? Estas son sólo algunas de las preguntas que nos irán surgiendo durante todo el proceso.
En todas las respuestas a estas preguntas, te recomiendo que cuides la originalidad, idoneidad y propiedad de todos los elementos de tu marca. Comienza registrando un dominio que incluya las palabras del nombre de tu marca con la mayor coincidencia posible. No es mala idea registrar alguna variación de nuestro dominio, bien en sus palabras, bien en extensiones .com, .es, .org…, para evitar que puedan surgir otros dominios similares que nos quiten visitas.
Crea un logo que sea comprensible, fácil de identificar y recordar. Si tu marca es nueva, asegúrate de que en el mismo logo o mediante eslogan, tu actividad y la categoría de tus productos queden patente, sin ambigüedades ni semejanzas con otras marcas ya conocidas.
En cuanto a la tipografía, es decir, el tipo de fuente para tu logo o imágenes, contempla su licencia de uso, si es libre o de pago. Si tienes muchas dudas, puedes usar el repositorio gratuito de Google Fonts.
No elijas la paleta de colores corporativos al azar o por capricho. Procura que los colores estén en sintonía con tu actividad, con tu esencia y con tus productos y que sirvan de referencia para el diseño de tu tienda. Puedes encontrar buenos ejemplos en sitios como Color Hunt o Paletton.
En definitiva, todo el conjunto documental y comunicativo ha de respetar la misma imagen y los mismos formalismos. Necesitamos crear homogeneidad y armonía en todos los elementos diferentes de nuestra empresa, de esto depende parte de la confianza que buscaremos generar en nuestros clientes hacia la marca.

PASO 2: ELIGE UNA PLATAFORMA ECOMMERCE

Existen infinidad de entornos en los que levantar nuestra tienda, entre los que podemos destacar Comandia. Su solución Crear Tienda Online cumple con los estándares imprescindibles para crear una tienda online, pero además contando con un valor diferencial único: integración con el sistema de envíos de la paquetería con Correos.

A través de la plataforma podremos gestionar el picking, (lista de pedidos recibidos online) para acometer el packaging (empaquetado de los pedidos a enviar), pero que también podremos crear pedidos de clientes que estén en nuestra tienda física o de preparar compras que los propios clientes vendrán a recoger, sin necesidad de enviarlos por correo. El objetivo es facilitar las ventas y si tu plataforma tiene además integración con los diferentes showcases y marketplaces, tus probabilidades de visibilidad de marca crecerán sin dudas.

En general, en cualquier entorno tendrás que mimar con todo detalle la ficha de productos, las variantes, las colecciones, la venta cruzada, los descuentos, las categorizaciones, el SEO, el social sharing, las plantillas, el carrito de la compra, el checkout, las integraciones con terceros, el soporte y la atención al cliente…

No olvides poner a disposición de los usuarios información específica sobre tus políticas de privacidad, condiciones generales de compra y venta, el uso de cookies y adaptación al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Así como datos de contacto por formulario online, email, telefónico, Whatsapp, Telegram e información sobre los horarios y/o lugares de contacto, como la ubicación física de tu tienda, si la tuvieras.

Por último, solo te quedará vestirlo con una imagen corporativa que dé un toque único y distintivo frente a la competencia mediante un diseño personalizado por ti mismo o con la ayuda de diseñadores profesionales, como los del servicio de diseño y puesta en marcha de Comandia.

PASO 3: PRESTA ATENCIÓN AL DISEÑO, USABILIDAD Y EXPERIENCIA DE USUARIO

Todos los elementos vistos hasta ahora, en equilibrio con una buena usabilidad nos conducirá a una buena experiencia de usuario: a su satisfacción de haber comprado en nuestra tienda de principio a fin.

Presta especial atención a tu tienda online en versión mobile (móviles y tablets), los soporte más utilizado en la actualidad y desde donde se realizan la mayoría de las compras, por delante de la versión desktop (escritorio). Procura que desde que el visitante entre en tu tienda, su paso por ella sea fluido, de tal manera que encuentre sin esfuerzo toda la información que desea encontrar.

Reduce todo lo posible el número de taps y clics necesarios para desplazarte por tu tienda y terminar un proceso de compra, es decir, desde que seleccionamos nuestro producto, lo añadimos a la cesta de la compra y finalizamos en el chekout.

Puedes conseguirlo con una buena clasificación de tus productos en colecciones, categorías y subcategorías jerarquizadas de manera lógica e intuitiva. Los productos deben ir acompañados de textos limpios y claros, con datos bien ordenados, visuales concentrando en lo posible en el mismo viewport (área del sitio visible que es capaz de contener nuestra pantalla) todo lo imprescindible, de tal forma que la consulta de más información no nos “lleve lejos” de la ficha del producto o nos lo quite de la vista.

Las imágenes deben estar optimizadas, que nos permitan publicarlas con la suficiente resolución para apreciar detalles de calidad con nuestra lupa, sin perjudicar la carga de la página. En PageSpeed Insights y Test my site podrás testear la velocidad de carga de tu tienda.

PASO 4: ELABORA FICHAS DE PRODUCTOS DESCRIPTIVAS

Debes conocer en profundidad los puntos fuertes y débiles de tus productos o servicios, y saber mostrarlos adecuadamente en tu tienda, tanto a los ojos de nuestros visitantes como a los de los buscadores de Internet. Para ello, las imágenes, las descripciones y la configuración SEO serán claves. Consumirán bastante tiempo, pero merecerá la pena y conseguiremos reducirlo si desde el principio adoptamos unos criterios de edición que recojan los mejores estándares de optimización.

Si tenemos la suerte de recibir imágenes de calidad de nuestro proveedor, ahorraremos tiempo aunque perderemos originalidad de la que tanto gusta al posicionamiento SEO, porque serán las mismas imágenes que tenga la competencia. Si vamos a ser nosotros quienes generemos las imágenes, el auténtico reto lo tendremos en sistematizar su procesamiento: establecer el estilo de las fotografías, fondo, perspectiva, tamaño del artículo respecto al lienzo, adoptar dimensiones, resoluciones y peso homogéneos y optimizarlas. Un mini estudio de fotografía o caja de luz de fotografía puede ser una herramienta genial para conseguirlo. Todas las imágenes deberán tener su nombre y sus atributos alt y title, mostrando todas las imágenes alternativas necesarias para reflejar lo mejor posible la realidad del producto con todos sus detalles, pero sin excedernos hasta comprometer la velocidad de carga de la página. En sitios como Squoosh o Tinypng tenemos buenas herramientas online para optimizar imágenes.

En las descripciones no podemos ser perezosos porque serán fundamentales, han de proporcionar la mejor descripción posible del producto, medidas, pesos, materiales, fabricación, autoría, usos, ejemplos…y siempre intentando ser únicas, sin copiarlas de otros sitios para evitar las penalizaciones de los buscadores. Para optimizar al máximo la ficha de producto os dejamos el siguiente artículo que os servirá de mucha ayuda.

PASO 5: DISEÑA UNA ESTRATEGIA DE MARKETING DIGITAL Y SOCIAL MEDIA

El volumen de pedidos y las prestaciones de tus contratos de paquetería condicionarán tu actividad por lo que debes establecer los límites hasta donde crees que deberías/podrías llegar en tus ventas para determinar la difusión de tus campañas y tus condiciones de compra-venta.

Una vez que establezcas el nivel de actividad que eres capaz de satisfacer, podrás planificar tu calendario eCommerce y preparar tus acciones de marketing, personalizando tus mensajes promocionales con creatividades adaptadas para cada red social en la que tengas presencia. Todas las campañas y promociones deberán destacar en tu tienda, especialmente en la home, tu página de inicio, que actuará la mayor de las veces como tu landing page promocional.

Si quieres aumentar tus conocimientos sobre este apartado te recomendamos echarle un vistazo a las últimas tendencias del marketing digital.

PASO 6: HAZ DEL SEO TU PRINCIPAL ALIADO

Sin SEO no habrá ventas en tu tienda online. Configurarlo podrá parecernos una labor tediosa y en muchos casos no se le prestará atención, pero será lo que determine tu presencia en Internet, la clave por la que los usuarios se toparán con tus productos. Ojos que no ven, producto que no se compra.

Deberás aportar un nombre y descripción específicos para cada elemento de tu tienda que desees difundir. Para conocer si nuestros visitantes nos llegan desde otros sitios, nos buscan o nos encuentran sin querer, tenemos herramientas gratuitas clásicas e imprescindibles como Google Analytics con la que podremos tomar decisiones estratégicas mediante Google Tag Manager y Google Trends o directamente contratar los servicios de Google Ads.

Recuerda, una buena experiencia de usuario durante su proceso de compra hará que regrese a nuestra tienda y que nuestra tasa de conversión sea alta, fidelizando a los clientes. Esa experiencia incluye que nuestra tienda desprenda confianza, seriedad, transparencia e infabilidad, y lo lograremos siendo meticulosos con todo lo que mostramos en nuestra plataforma: la descripción de nuestros productos, el SEO, nuestra estrategia de marketing y, por supuesto, en la atención al cliente y plataformas de comunicación.

En definitiva, crear un negocio online óptimo conlleva una planificación previa imprescindible cuyos resultados tendrás que ir controlando y evaluando periódicamente para adoptar los cambios que fueran necesarios para mejorar siempre tus resultados. En Comandia tienes diferentes plataformas desde las que vender por Internet, elige la que más se adapte a tu negocio ¡y comienza a vender!

Diseñador del Equipo de Soluciones Digitales de Comandia, con más de 10 años de experiencias en Correos, me embarco a diario en la aventura que supone la creación de Tiendas Online de todo tipo, entregado a los placeres de la creatividad compartida y dirigida a fomentar el eCommerce como nueva oportunidad de mejora para todos los protagonistas implicados.

 

Licenciado en Humanidades y en Documentación y formado en diseño web y nuevas tecnologías, creo en la transformación y evolución constantes como el mejor de los diseños: aquel que permite la adaptación a los nuevos medios para garantizar el éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *