Quiero crear una web, ¿Por dónde empiezo? Te damos las claves para que puedas crear tu web

Quiero crear una web

Hoy en día tener una web es algo habitual y no solo para las empresas, cualquiera puede crear su propia web.

Cuando nos decidimos a tener presencia en internet, la primera pregunta que tenemos que formularnos sería sobre el objetivo o finalidad que perseguimos. Dependiendo de este enfoque estratégico, tendremos que crear el tipo de web que más se adecue a nuestro objetivo.

Además hay que conocer el tipo de audiencia y de usuario al que nos queremos dirigir.

El tipo de objetivo que podemos perseguir, por ejemplo, puede ser:

 

Objetivo Comercial

Cuando el fin se basa en la conversión o en las ventas, queremos que sea una herramienta para promocionar los negocios, productos o servicios de una empresa.

  • Webs Corporativas: Informan sobre la empresa y la finalidad es vender imagen y marca.
  • Webs Promocionales o de aterrizaje: Una landing page es una página a la que el usuario llega después de hacer click o touch en un enlace, un banner, un anuncio de texto o imagen, o incluso a través de los propios resultados que posicionamos en Google. Suelen tener un solo objetivo muy concreto: la venta de un producto determinado, el registro del usuario, la suscripción a una newsletter…
  • Webs Transaccionales: Se presentan productos físicos o digitales que todo usuario puede adquirir durante su experiencia de navegación. No sólo se comercializarán productos físicos o digitales, también se pueden ofrecer servicios.

Objetivo Informativo y colaborativo

Su finalidad principal es distribuir información.

  • Portfolios: Son muestrarios de productos y proyectos realizados como, por ejemplo, un catálogo de productos o una serie de fotografías.
  • Blogs o páginas de contenido: Un blog es una página web en la que se publican artículos de uno o varios autores y que deberá seguir una estrategia de contenidos orientada al objetivo del propio site.
  • Foros y sites colaborativos: Un foro es un lugar virtual donde distintas personas o colectivos intercambian ideas, conocimientos y experiencias sobre distintos temas y que se crean con el objetivo de generar comunidad y un repositorio de consulta que atraiga tráfico.

 

Los tipos de audiencia sobre los que podemos enfocar nuestra estrategia de contenidos, nuestro tono comunicativo o nuestras llamadas a la acción pueden marcar la tipología de arquitectura web desarrollada:

  • Pública: Es una página dirigida al público general, sin restricciones de acceso y que sólo contempla una única experiencia de navegación posible. Cualquier web que presente información corporativa general, por ejemplo, se desarrollará bajo este tipo de estructura web.
  • Extranet: Son páginas, plataformas o sites de acceso y uso limitado por tipo de usuario. Por ejemplo, las páginas webs en las que puedes crear tu cuenta de usuario y que, dicha acción, ofrece nuevas posibilidades, una nueva experiencia de navegación personalizada y no limita al tipo de usuario con ningún requisito de pertenencia a un colectivo determinado.
  • Intranet: Son sites, plataformas o webs de acceso y uso restringidos. Suele verse en casos como por ejemplo, empresas, universidades u organizaciones.

Una vez definidos los objetivos y el tipo de audiencia al que nos dirigimos, estaremos en disposición de decidir el tipo de web por el que apostaremos.

La siguiente pregunta a la que deberemos dar respuesta sería: ¿qué y cómo queremos mostrar en nuestra web?

Desde el punto de vista de “qué queremos mostrar”, tenemos que tener en cuenta todo el contenido que consideremos necesario que tenga presencia en la web. Se deberá trabajar la Arquitectura de información, tendremos que generar, curar y organizar toda la información o contenido según su relevancia estratégica.

El “cómo lo queremos mostrar”, se definirá teniendo en cuenta el propio diseño de la web, los colores utilizados, la tipografía elegida y la distribución de los elementos dentro de la propia web.

Una vez resueltos todos estos interrogantes, dispondríamos del “kit básico” para comenzar a construir nuestra web. Comandia, ofrece diferentes soluciones que facilitan este proceso independientemente del punto en el que te encuentres con tu proyecto. Con los servicios de “Crea tu web”, “Crea tu tienda online” y “Vende en Marketplace” descubrirás las piezas web que le faltan a tu puzzle.

Me encanta transformar cosas, darles otra utilidad diferente para la cual están creadas. Elaboro lámparas con botes, señales de tráfico o con tarros de mermelada. Para mí, estructurar webs y dotarlas de funcionalidad, también es transformar, es pintar al usuario el camino para que consiga su objetivo.

La experiencia de trabajar en webs de grandes empresas e instituciones me ha dado la capacidad de tener una visión general de las dificultades reales a las cuales se enfrenta una empresa cuando trata de hacer su transformación digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *